El préssec | Denominación de origen

La Denominación de Origen del Melocotón de Calanda comprende los valles fluviales de los ríos Martín, Guadalope y Matarraña.

El nombre lo toma de Calanda, población en la que se originó el sistema de embolsado del fruto; un medio artesano de lucha contra la mosca de la fruta que ha perdurado desde los años 50 hasta nuestros días.

El fruto conocido como Melocotón de Calanda es de la especie Prunus persica procedente de la variedad autóctona conocida como Amarillo Tardío y sus clones predominantes son Jesca, Evaisa y Calante, cultivados mediante la técnica tradicional del embolsado de los frutos en el árbol.

La recolección de los frutos va desde mediados de septiembre hasta finales de octubre, pudiendo llegar a mediados de noviembre en las zonas más tardías.

El embolsado de los frutos es un proceso manual que consiste en cubrir el fruto con una bolsa de papel. Esta bolsa protegerá al melocotón de las picadas de la mosca de la fruta, de elementos externos como roces de ramas, de la incidencia directa de productos fitosanitarios y además hace que el fruto tenga un color más claro y uniforme y el fruto sea más limpio.

La calidad mínima de los melocotones de la Denominación es primera, siendo extra en la mayoría de los casos, además debe cumplir los siguientes requisitos:

-Aspecto general: Los frutos deben ser enteros, sanos y limpios, sin materias extrañas visibles y exentos de humedad, olor y sabor extraños, debiendo estar embolsados en el árbol.

-Color: Entre amarillo crema y amarillo pajizo uniforme. Se pueden admitir ligerísimos puntos o estrías antociánicas rojas, pero quedan descartadas las coloraciones verdes o amarillo-naranja que indica exceso de madurez.

-Calibre: De 73 milímetros de diámetro mínimo, que corresponde a la categoría AA de la norma de calidad.

-Dureza: Más de 3,5 kg por 0,5 cm2 de resistencia a la presión.

-Azúcares: Mínimo de 12 grados Brix.

Todos estos requisitos aseguran que el fruto sea de la máxima calidad para que el consumidor final disfrute de una experiencia única cada vez que pruebe un Melocotón de Calanda.